Querido 2016…

Publicado por en Dic 28, 2016 en General |

Llega el momento final del año, y con él, su balance.

Me gustaría pensar que 2016 ha sido un año muy bueno, porque más allá de calificarlo con un aprobado, me arriesgo a decir que ha sido un año de aprendizajes múltiples, y por ello, lo puedo calificar con un NOTABLE.

Ya sé, el sobresaliente se ha quedado en las puertas, pero siento que si le pongo la nota máxima, para 2017, me esforzaré poco, con lo cual, como siempre digo: Lo mejor está por llegar… y para el año que viene, me quiero superar.

Mi evaluación la he basado en cuánto he sido capaz de amar, cuánto he perdonado, reído, vivido, sentido, cuánto me he enfrentado a mi ego, de cuántas cosas he renunciado al apego… y todo ello, con la mejor intención siempre, la de crecer personal y espiritualmente.

Ha sido un año fantástico para recordar no en la mente, sino en el corazón. Me he arriesgado a vivir emociones nuevas, a veces no tan agradables como esperaba, he apostado por sensaciones nuevas, y sobretodo, me he rodeado de gente que han sabido confiar en mí, y principalmente, han sabido darme el tiempo que necesitaba para mostrarme tal y como soy.

He disfrutado de amaneceres, momentos de silencio, atardeceres, besos, abrazos y… palabras que me han llegado al corazón. He compartido confidencias, secretos y hasta cosas que desconocía de mí, y que sin embargo, hasta que no me he atrevido a contarlas, no han tomado las palabras y sentimientos adecuados.

He viajado… he viajado mucho, a veces, incluso, desde casa y en casa… He viajado a ciudades nuevas, a conocer costumbres nuevas, fiestas que para mí han sido la primera vez en vivirlas (patios de Córdoba, carnavales de Cádiz, fallas de Valencia, Semana Santa de Granada….) y muchos otros lugares, que a veces, solo han supuesto, salir de casa y mirar y conectar con el mar….

Me quedo con las miradas que me han llegado al alma y con las personas que me las han transmitido.

Me quedo con los besos y abrazos de mi hijo.

Me quedo con la complicidad de la pareja.

Me quedo con las risas de los amigos.

Me quedo con la capacidad de amar y las ganas de seguir aprendiendo. Lo tengo muy claro, mi paso por esta vida solo tiene un gran propósito, un gran objetivo, una gran meta: APRENDER A AMAR.

Me quedo con los aprendizajes del amor, que son los que me acercan más a quién soy… solo eso… YO SOY ESO.

Por todo ello, doy GRACIAS A ESTE 2016, gracias a la vida que me lo pone fácil para seguir adelante AMANDO.

img_1874

(Te animo a que escribas tu carta de agradecimiento y evaluación del 2016)

 

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *