El lenguaje del éxito

Publicado por en Oct 2, 2016 en General |

Hablaba esta semana en el Teléfono de la Esperanza, en Almería, sobre PNL TRANSPERSONAL, para la formación que comienza el próximo sábado 8 octubre y me centraba, antes de profundizar en el mundo de la PNL, en la importancia que tiene el lenguaje para construir una vida positiva, en lugar de ayudar a destruir nuestra vida, porque utilizamos un mal lenguaje.

¿Crees que la palabras que elegimos al hablar nos afectan?

¿Eres consciente del tipo de lenguaje que usas?

¿Sabes utilizar el lenguaje para crear o para destruir?

¿Sabes cómo construyen tus pensamientos?

Sabes, en definitiva, ¿cómo piensas?

 

Todas estas cuestiones y algunas más, vieron su respuesta durante la charla-taller del pasado jueves, donde el objetivo principal, era pararnos a pensar, cómo pensamos y cómo utilizamos el lenguaje…

Las palabras tienen una enorme influencia en cómo pensamos, a qué aspiramos y cómo actuamos, de hecho, todos construimos nuestra realidad, en base a lo que pensamos, y sobretodo en base a lo que creemos… Si crees que puedes, estás en lo cierto, y si crees que no puedes, estás en lo cierto.

Con esta premisa como base, ¿para qué ser negativos? ¿A dónde nos lleva? Para qué usar un lenguaje poco alentador, destructivo o poco motivador…? Nuestro lenguaje determina la manera de abordar la vida y lleva implícito, como digo, un tipo de acción o inacción… Dime qué haces, y te diré cómo piensas…

Tanto si haces como si no, son hechos, por eso decimos que las palabras son hechos. Las palabras que no conllevan hechos, sabemos que derivan en una falta de confianza, tanto para ti mismo, como para los que te escuchan. ¿Eres persona de confianza o no?

Lo que quizás no hayas pensado hasta ahora, es que la buena vida se construye con buenas relaciones, y…  ¿en qué se basan las relaciones? en buenas conversaciones y comunicaciones… Aquí tienes otra prueba de la importancia del lenguaje que usamos.

La calidad de vida es determinante para nuestra salud, y muchas veces, solo sabemos crear conflictos emocionales internos, a través de un lenguaje interno, que debilita nuestra salud por no utilizar las palabras adecuadas. Cambia tu comunicación, y cambiará tu calidad de vida.

Así que, si dedicamos tiempo a nuestro cuerpo, a nuestro aseo, a nuestra ropa, nuestra alimentación… por qué no dedicar tiempo a cuidar de nuestras palabras?

Espero que esta palabras te inviten a la reflexión y por consiguiente, pases a la acción!!!

Recuerda!! El secreto está en la acción!!!

img_9842

 

 

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *