SIEMBRA…

Publicado por en Sep 25, 2016 en General |

Un hombre entro en un local y vio a un señor en el mostrador. Maravillado con la belleza del lugar, preguntó:
– Señor, qué se vende aquí?
– Los dones de Dios. Le respondio el señor.
– Cuánto cuestan? volvió a preguntar
– No cuestan nada! Aquí todo es gratis!

El hombre contempló el local y vio que había jarros de amor, frascos de fe, paquetes de esperanza, cajitas de salvación, mucha sabiduría, fardos de perdón, paquetes grandes de paz y muuuuuchos otros dones.

El hombre, maravillado con todo aquello, pidió:

– Por favor, quiero el mayor jarro de amor, todos los fardos de perdón y un frasco grande de fe, para mi, mis amigos y familia.

Entonces, el señor preparó todo y le entregó un pequeño paquetito que cabía en la palma de su mano.
Incrédulo, el hombre dijo:

– Pero, cómo puede estar aquí todo lo que pedí?
Sonriendo, el señor le respondio:

– En el Local de Dios no vendemos frutos! Solo semillas!! Plántelas!!

A Sembrar!

Con esta bonita historia, retomo mi hábito de publicar los domingos para hacer de ellos, un domingo con reflexión emocional.

He elegido esta historia, porque se identifica mucho con el momento personal que vivo en mi encuentro conmigo misma y en mi desarrollo espiritual.
Me encanta la palabra SEMBRAR, la utilizo mucho en mi trabajo como coach. Realmente, es lo único que hago, siembro y siembro, y cuando el cliente está preparado, empieza a florecer por sí mismo.

img_7889

 

 

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *