EL DINERO Y LA FELICIDAD

Publicado por en Nov 9, 2014 en General | 0 comentarios

¿Puede el dinero darnos la felicidad?

¿Crees que tener más dinero te dará más felicidad?

¿Si ganaras el doble serías el doble de feliz?

¿Crees que trabajar más, te dará más dinero y te hará más feliz que el año pasado?

No tenemos que hacer cosas extraordinarias para sentirnos felices, sino, simplemente, compartir lo que tenemos con los demás.

“DAR PARA SER FELICES”

Se sabe, que los grupos que más comparten, se sienten mejor… ya sean, equipos deportivos, equipos de trabajo, o simplemente, familias que funcionan como equipos. Porque no todo es dar dinero o hacer las cosas para conseguir dinero. Estamos mas hechos para compartir que competir…

¿Sabías que los egoistas segregran mas cortisona? (la hormona del estre) Seguramente, tengan más problemas de salud…

Te planteo las siguientes cuestiones:

¿Eres de los que piensan que la felicidad depende de lo que está fuera de ti?

¿Crees que la felicidad está inducida por lo que hacen los demás…?

¿Crees que nuestra gracia y desgracia depende de los otros…?

Nada más lejos de la realidad…

La felicidad está dentro de ti, tú decides cuándo y dónde sentirla… porque para mí, la felicidad, es una ACTITUD.

Hay que pensar en los demás, claro que si!!, pero no para empequeñerse a su lado sino para cooperar, para contribuir, para unir fuerzas, y hacernos más grandes.

Solos no vamos a ninguna parte… Somos muy infelices cuando estamos solos… Y no hablo de la soledad elegida en un momento dado…

Fíjate que curioso, saber que podría llamarte para contarte cómo me siento o lo que me ha ocurrido, ya es una forma de sentirme feliz… incluso si no realizo esa llamada. Es saber que puedo acudir a alguien, ¡¡Nos necesitamos!!

Por lo tanto, puedo concluir diciendo que la verdadera felicidad, está en invertir en los demás. Los actos altruistas te harán más felices, que trabajar para tener más dinero.

Así se lo explicaba a mi hijo Damian, cuando la semana pasada trabajaba una tarde, haciendo un taller, donde el dinero recogido, se lo quedaba la propia sede donde lo realicé, el teléfono de la esperanza… ¿Resultado? Mi hijo me dijo: mami, voy a pensar qué puedo enseñar yo, para hacer los mismo y ayudar a los demás!!

IMG_3572

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*