Mi primera vez ante 300 personas

Publicado por en Oct 26, 2014 en General | 0 comentarios

Una cosa es escribir en facebook, en twitter, en el blog… y otra cosa bien distinta es ponerse delante de un público de más o menos, 300 personas para dar una charla sobre TALENTO.

Aún hoy, cuando lo recuerdo, me estremezco. Se entremezclan las emociones, los nervios, las ilusiones con las ganas de superarte a ti mima, y eso, queridos amigos, es un coctel emocional increíble!!.

En breve, el próximo noviembre, hará dos años que tuve la oportunidad de vivir esa gran experiencia. Y quería, ya que, se acerca el VI Encuentro Almeriense de Directivos organizado por León y Vergel Asesores, volver a dar las gracias por aquella oportunidad.

Cuando hacemos algo nuevo, algo que te llena el estomago de mariposas, nos encontramos con las ganas de subir al escenario y darlo todo, pero también con las ganas de salir corriendo y que no te pillen… Te sientes, como una margarita cuando la están deshojando… ahora si, ahora no, ahora si, ahora no… pero finalmente, como persona que quiere superarse así misma, gana el si.

Y allí estaba, en ese gran escenario que te hace muy pequeña, frente a un grupo de personas, que están ansiosas de escucharte y poder juzgarte… Aún hoy, me vuelven las emociones encontradas de aquel día, por todo el cuerpo, y es que, esta es la magia de la profesión que hoy vivo. Un escenario, un reto, una charla, una hora, que te hace cambiar tu interior.

Un sueño hecho realidad, que había sido soñado justo dos años antes, cuando por primera vez fui a este encuentro, y pensé, “yo quiero estar ahí, en el escenario”. Así de sencillo, así de real.

Si me diesen la oportunidad de volver a repetir esta charla, seguramente haría cosas diferentes. Diría cosas que no dije y no diría algunas que dije, o al menos, las diría con menos miedo, más fuerza o con más de aquello o con menos de lo otro… porque en el fondo, vuelvo a buscar la mejor versión de mi misma.

Y con este objetivo, hoy puedo decir, que aquel día, di lo mejor de mi en ese preciso momento, fui a pesar de todo, mi mejor yo. Y por supuesto, siempre pienso que cada día, puedo hacerlo mejor, así que, saca tu mejor versión cada día, sin arrepentimientos de días pasados, sin cargos de conciencia por no haber hecho lo que debías, recuerda siempre, que tu único objetivo es dar cada día, lo mejor de ti, y así nunca, tendrás que sentirte mal por algo que no hiciste.

Gracias, por supuesto, a las personas que me apoyaron, a las que hicieron que creyera que aquel reto era posible.

Gracias a los gigantes que te hacen sentir gigantes.

nijar2

Los sueños, si los gritas, se hacen realidad…

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*