¿Desde cuándo tienes un clavo clavado?

Publicado por en Mar 16, 2014 en General | 0 comentarios

Una persona llegó a la casa de un granjero. Junto a la puerta de la casa se sentaba un perro que no paraba de quejarse. Después de unos minutos de ver quejarse al animal el visitante preguntó al granjero, qué le podría estar pasando al pobre animal.

–  No se preocupe ese animal lleva varios años en las mismas

–  Pero, ¿no sería mejor que le llevará al veterinario?

–  No, lo que pasa es que es un perro muy perezoso

–  ¿Qué tiene que ver eso con sus quejas?

–  Lo que sucede es que justo donde esta sentado se encuentra la punta de un clavo que sale del suelo y le molesta. Por eso ladra y se queja.

–  Pero …¿y por qué no se mueve a otro lugar?

–  Porque le molesta lo bastante como para quejarse pero no lo suficiente como para moverse!

Muchos de nosotros, pasamos meses y años, con esta sensación… sin saber que la solución es más fácil que estar quejándose.

Como siempre digo, cuesta más, pensar las cosas, que hacerlas…

Desde este blog que solo tiene una misión: pasarte a la acción, te invito a que lo hagas YA!

No esperes más, ni la mejor situación, ni al lunes, ni a estar motivado, HAZLO y todo lo demás lo encontrarás por el camino…

zconfort

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*