MOMENTOS CONSCIENTES EN UN DÍA NORMAL

Publicado por en May 26, 2013 en General | 0 comentarios

Muchos de nosotros vivimos tan intensamente ciertos momentos del día, o en ocasiones, el día completo, que a veces, llega un momento de conciencia y de repente, nos damos cuenta que no estamos viviendo, sino intentando vivir.

Voy a proponeros, algunas formas de prestar atención, o conciencia, a lo que habitualmente hacemos, para que, a partir de ahora, tengamos la sensación de, en ciertos momentos del día, estar VIVIENDO.

Quiero empezar, por la respiración. Hacernos conscientes de cómo respiramos durante un minuto al día, es tomar conciencia del Aquí y Ahora. Se lo recomiendo a todos mis clientes, incluso, los invito a poner una alarma donde cada día, me recuerde que tengo que dedicar ese minuto a la respiración consciente. Solamente, es observar cómo inhalamos aire por nuestra nariz, pulmones, diafragma y llega a llenar nuestra barriguita como un globo para después empezar a expulsar lentamente. Repetimos durante un minuto y si queremos, podemos hacerlo varias veces al día.

Disfruta de un rato de deporte, aunque sea solo caminar, como hago yo ahora. Es el momento para ponerme mis auriculares y escuchar música, un audiolibro, algo de inglés, la radio, un concierto, o solamente observar el camino, el mar, mis pensamientos, la gente…

Otro momento, para ser conscientes, es mientras comemos. Agradecer los alimentos que tomamos (de dónde han venido, quién los ha traído, cómo han llegado a nuestra mesa…), observarlos, olerlos, tocarlos, masticarlos despacio, en definitiva, disfrutar la hora de la comida, es darle más energía al cuerpo con las sensaciones que estamos experimentando.

Por último, encuentra ese momento para ti, para dedicártelo, aunque solo sean 20 minutos, para disfrutar del café, de una lectura, de no hacer nada, de un baño, de meditar, pasear, observar escaparates, hablar con las amigas, redes sociales…

No lo evites más, empieza a realizar estas actividades SIN PENSARLO, solo HAZLAS!! Incorporalas a tu día a día. Al principio, sé que cuesta, pero si no empiezas… nunca las conseguirás. Así es la vida, a veces cuesta más pensar las cosas que hacerlas!. El secreto está en la acción.

momentos

 

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*